Fiestas del Cristo del Socorro en Luanco

Cuenta la leyenda que en un día de gran tormenta los habitantes de Luanco sacaron al Cristo del Socorro frente a la mar para que ayudase a los marineros a regresar a puerto sanos y salvos…

El 5 de febrero del año 1976 el cielo se desplomó sobre la costa luanquina, un fuerte y frío viento de noroeste azotó a esta localidad asturiana. doscientos veinticinco marineros del Concejo de Gozón habían salido a faenar, repartidos en quince embarcaciones junto a cinco embarcaciones más de otro concejo. El mar embrabecido no permitía que los pescadores regresaran a puerto.

La desesperación y el terror imperaban en quienes, desde la costa, fijaban sus miradas en el horizónte Cantábrico. Fue entonces cuando las mujeres de los marineros y los niños acudieron a la Iglesia de Santa María de Luanco para implorar al Cristo del Socorro el regreso de los pescadores. El tiempo transcurría sin mayor novedad, hasta que de repente, milagrosamente, el mar se calmó y las embarcaciones, una a una, pudieron arribar a puerto seguro con todos sus tripulantes. Nadie recordaba en los últimos años, una galerna de tales dimensiones, tan feroz y despiadada.

Se dice que aquellos marineros iban a la pesca del besugo, por lo que desde entonces, tradicionalmente, las niñas suelen llevan en un cesto de mimbre, ejemplares de este pescado durante la tradicional Procesión del Socorro. Así mismo también acostumbran a portar otro cesto con “marañuelas (dulce típico de la zona, muy vinculado a las largas jornadas de pesca de los marineros en alta mar).

Año tras año se celebra en la Villa Marinera de Luanco la Fiesta del Santísimo Cristo del Socorro, rememorando este milagro cada 5 de febrero. Durante estas fiestas se puede degustar la tradicional calderada, plato típico que cocinaban los viejos marinos de la zona durante las largas jornadas de pesca en alta mar. El “pote” se compone de patatas, pescado fresco y todo ello aderezado de una rica salsa que hará las delicias de los paladares más exigentes.

Fiestas del Santísimo Cristo del Socorro. Casas Rurales Pradina

Fiestas del Santísimo Cristo del Socorro

Durante las celebraciones de esta tradicional fiesta, niños y mayores se visten con el traje típico de “mahón”.

Cada año reúne a numeroso público tanto de la villa como de fuera de ella, vienen siendo costumbre las Jornadas Gastronómicas de la Calderada, en las que numerosos restaurantes y chigres del Concejo de Gozón se afanan en cocinar este plato tan típico de la zona.

Las Fiestas del Socorro son unas fiestas entrañables en las que los lugareños viven estas fiestas con especial devoción, participando de actividades como la Danza Prima, los típicos cánticos marineros en chigres y bares, sin olvidar la entrega de la reciente distinción de “Fato del año“, distinción con la que se premia a aquellas personas más representativas de la escena luanquina.

Premio Urogallo de Bronce

En enero de 2011 en Centro Asturiano de Madrid se le otorga a estas fiestas el Premio Urogallo de Bronce en el apartado destinado a distinguir las Fiestas Tradicionales en Asturias, el jurado valoró en gran medida la antigüedad de esta fiesta además de otros elementos de tipo cultural y gastronómico.

Estas fiestas son la disculpa perfecta para que el viajero conozca la espectacular y acogedora comarca del Cabo Peñas, sus paisajes, tradiciones, cultura, costumbres, gastronomía…


2 Comments

  • Mila 4 febrero, 2018 at 10:16 Comentario

    Como Luanquena ME gusta esta Fiesta porque ME esta ayudado mucho El Cristo ya que llevo dos años con una grave enfermedad y por ahora sigo viviendo. Gracias al Cristo puedo decir que toros los años no me pierde el ir a la misa y procesion. Luego ya ME retro porque Acabo ahorava. Gracias Cristo del Socorro.Solo te pido estar un año mas.

    Responder

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.